Edward Jenner vacunando a un niño contra la viruela

Scroll down to content

Hasta su erradicación, certificada oficialmente por la Organización Mundial de la Salud el 9 de diciembre de 1979, la viruela había matado -o, al menos, desfigurado- a millones y millones de personas de todo el mundo a lo largo de la historia de la humanidad.

Los orígenes de la viruela son desconocidos. Se han encontrado evidencias de su existencia en cuerpos momificados egipcios que datan de hace unos tres mil años. También hay constancia de su presencia en China más de mil años antes de Cristo. Pero no se sabe como llegó a Europa. En los escritos hipocráticos, por ejemplo, no se encuentra recogida. Sí hay certeza, en cambio, de que en la Edad Media, con motivo de las cruzadas, ya se había convertido en un terrible problema de salud en el viejo continente. En la era de los descubrimientos, los europeos propagaron la enfermedad, y con la llegada de los españoles a América la viruela se extendió rápidamente entre los aztecas y los incas, diezmando a la población, lo que sin duda ayudó a la conquista. Ya en el siglo XVIII, la viruela era una pandemia y la principal causa de mortalidad de la época. Sólo en Europa, cada año morían unas cuatrocientas mil personas.

A finales del siglo XVIII, un médico rural inglés llamado Edward Jenner observó que quienes se dedicaban a ordeñar las vacas -algunas de las cuales presentaban en las ubres unas lesiones parecidas a las de la viruela- se contagiaban y les aparecían lesiones similares en las manos, que curaban sin mayores problemas. Entonces decidió realizar un experimento que hoy sería impensable e imposible. El 14 de mayo de 1796 Jenner tomó pus de una pústula que tenía en la mano la vaquera Sarah Nelmes y la inoculó en el brazo del niño de ocho años James Phipps. Dos meses después, el 12 de julio, lo que le inoculó Jenner al mismo niño fue auténtica viruela humana: pero el pequeño James no sufrió la enfermedad, demostrando así los efectos protectores de la vacuna (nombre que tiene su origen, lógicamente, en el importante que desempeñaron las vacas en este descubrimiento).

Eugène-Ernest Hillemacher (1818-1887). Edward Jenner vacunando a un niño (1884)
Óleo sobre lienzo. 73,1 x 92,7 cm.
(C) Wellcome Collection. Attribution 4.0 International (CC BY 4.0)

Ochenta y ocho años más tarde, en 1884, el pintor francés Eugène-Ernest Hillemacher (1818-1887) representó en el cuadro que acabamos de ver el momento en que el médico inocula el pus al niño James Phipps (a quien nos muestra bastante más pequeño de como era en realidad) tomada directamente de la mano de la vaquera Sarah Nelmes. En el fondo del cuadro, a la izquierda (aunque se ve con dificultad en la imagen), aparece también una vaca: para que nada falte.

Algunos años antes, en 1879, otro pintor francés, Gaston Mélingue nos ofrece una imagen de como pudo ser la primera vacunación contra la viruela, en 1796, que me parece más cercana a la realidad que la de Hillemacher.

Aquí el niño James Phipps -que sí aparenta tener 8 años- no parece demasiado conforme con lo que le están haciendo, como tiene que ser. La vaquera Sarah Nelmes se dedica a vendar cuidadosamente su mano derecha, de la que acaban de extraerle pus. Un ayudante sujeta al niño, para que Jenner pueda inocularle ese pus en el brazo. Los demás contemplan la escena curiosos y sorprendidos. Falta la vaca…

Gaston Mélingue (1840-1914). Jenner inoculant la vaccine (1879)
Óleo sobre lienzo
(C) Bibliothèque de l’Académie nationale de médecine París

*El autor publicó anteriormente este artículo en su blog Medicina y Arte en dos entradas, los días 13 y 16 de abril de 2012.

2 Replies to “Edward Jenner vacunando a un niño contra la viruela”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: